Variedades Caracol

Aunque para muchos es difícil incluir el caracol en su dieta diaria, el caracol es uno de los alimentos más nobles, que combinan buen sabor y alimentación saludable.

Read more...

Variedades Caracol

Echa un vistazo a las diferentes especies de caracoles se encuentran en Grecia y el sur de Europa

Bover

El caracol Bover es un gasterópodo que pertenece a la familia helicidae, del género helix. En realidad se trata del pequeño caracol común de nuestro jardín, que en Grecia es conocido con su nombre cretense, jojliós o kojliós, o con su nombre francés pequeño gris (petit-gris).

Este caracol tiene un tamaño pequeño, aproximadamente como un tapón de botella, en tanto que el peso del caracol adulto es de aproximadamente 10 gramos. Tiene dos pares de sensores, uno grande y uno pequeño. El par de sensores más grandes son los ojos del caracol, que le ofrecen una visión muy reducida. Los sensores pequeños son sensores táctiles y son los órganos que el caracol principalmente utiliza para percibir su entorno y moverse en el mismo.

La reproducción de los caracoles es interesante porque si bien son hermafroditas, no se autofecundan. Esto significa que tienen tanto órganos femeninos como masculinos, pero siempre tiene que haber dos caracoles para lograr la fertilización. Tras la fecundación ponen entre 100-120 huevos.

La característica de esta especie es su color, ya que el color de su carne es bastante más clara que la de otros tipos de caracoles. Su carne también es considerada una de las más sabrosas y se prefiere en recetas que no utilizan muchas hierbas aromáticas y especias, para no camuflar su excelente sabor. Según la legislación europea, el caracol Bover es la única especie que se come entero, así como sale de su concha. Es ampliamente consumido en Grecia, Italia, en el oeste y el sur de Francia, en España y en Bélgica.

Helix Aspersa Maxima

El caracol Aspersa Maxima es un gasterópodo que pertenece a la familia helicidae, del género helix. Es conocido por su nombre francés gran gris (Gros-gris) o simplemente como caracol grande.

Este caracol, comparado con el Aspersa (Muller) es más grande, y su tamaño es aproximadamente el de una cuchara para sopa. El peso de un caracol Maxima adulto puede llegar a los 18 gramos. Se trata de una especie hermafrodita, pero no se autofecunda, y pone entre 70-80 huevos.

La carne del caracol Aspersa Maxima es oscura y muy sabrosa, pero para consumirlo hay que retirar sus intestinos, el hígado y, si tiene bastante edad, también sus órganos genitales.

Es ampliamente consumido en toda Europa central, generalmente en la famosa receta escargots à la Bourguignon, es decir, con ajo, mantequilla y especias.

Valor nutricional

Aunque para muchos es difícil incluir el caracol en su dieta diaria, el caracol es uno de los alimentos más nobles, que combinan buen sabor y alimentación saludable.

Más específicamente, la carne del caracol contiene 60-90 calorías por cada 100 gr., mucho menos que la mayoría de los mamíferos, peces o aves consumidos por el ser humano.

El 16,1% de la carne es proteína pura y tan sólo un mínimo 0,5% -1,4% son grasas. La carne de caracol es rica en vitaminas importantes como niacina, metales y oligoelementos, en tanto que su contenido de sal es muy bajo. Su contenido en hierro es especialmente elevado (más que el de la carne roja), así como también el de potasio y magnesio.

Por lo tanto, el caracol es un alimento muy nutritivo en comparación con la mayoría de las carnes que consumimos. Es importante señalar que estos datos se refieren a la carne del caracol, la que, como todos los alimentos, se ve afectada por el método de cocción.

Gracias a su alto valor nutricional, hoy día, como en el pasado, el caracol es adecuado para los períodos de ayuno, en los que se permite su consumo, en tanto que hay recetas para cocinarlo sin usar aceite (enlace a recetas)